Concierto amazonia

CONCIERTO AMAZONIA (HOMENAJE)

Homenaje con La orquesta nacional de España en el auditorio nacional

Orquesta Nacional de España (ONE) Dirección, Simone Menezes. Soprano, Camila Provenzale. Presente, Sebastião Salgado, fotógrafo. Madrid, Auditorio nacional. 14 Oct 2023.

Programa Concierto AMAZÔNIA*

Heitor Villa-Lobos (Río de Janeiro, 1887-1959)

Preludio de Bachianas brasileiras núm. 4

Philip Glass (Maryland, USA, 1937-)

Metamorphosis I de Aguas da Amazonia (orq. de Charles Coleman)

Heitor Villa-Lobos

Suite A floresta do Amazonas

Intérpretes

Simone Menezes, Directora

Camila Provenzale, Soprano

Orquesta Nacional de España

Espectáculo creado por Sebastião Salgado y Lélia Wanick Salgado


La música y las imágenes (en la segunda parte) cobran vida de la mano de la Orquesta Nacional de España. A este concierto homenaje le acompaña una exposición homónima en el Centro Fernando Fernán Gómez, en la Plaza Colón de la capital.

Acompaña la proyección de más de 200 imágenes de Sebastião Salgado (presente en la sala y cuyas palabras se recogen en el audio al final de esta reseña) que subliman la belleza de la naturaleza a la vez que advierten de la importancia de conservar este entorno natural único.

Impactantes las imágenes de niños, mujeres ataviadas con ricos atuendos, de tinturas, de plumas, escenas de caza de animales autóctonos. Y un neblinoso cielo onírico que cubre parcialmente miles de árboles, muchos de ellos compañeros de los devastados por la codicia de las madereras, los buscadores de oro y los intereses inconfesables de las farmacéuticas, que encuentran en la Amazonia un vergel de plantas destinadas a curar sin pagarle patentes a los pueblos originarios. A precios inalcanzables, solo para los más ricos del planeta.

Sebastião Salgado (Aimorés, Minas Gerais, Brasil, 8 de febrero de 1944) es un fotógrafo sociodocumental y fotoreportero brasileño, que viajó a más de 100 países. El galerista Hal Gould considera a Salgado el mejor fotógrafo de los comienzos del siglo XXI. Recibió numerosos premios internacionales, entre otros en 1998 el Premio Príncipe de Asturias de las Artes,​ o el Premio W. Eugene Smith de Fotografía Humanitaria​ en 1982.

Estudió economía en la Universidad de São Paulo y en la Universidad de Vanderbilt (USA). En su carrera como fotógrafo comenzó trabajando para la agencia Gamma con sede en París para, luego, en 1979 unirse a Magnum Photos. En 1994 cambió para formar su propia agencia, Amazonas Images en París.

En la introducción a Éxodos (2000) dice Salgado:

«Más que nunca, siento que solo hay una raza humana. Más allá de las diferencias de color, de lenguaje, de cultura y posibilidades, los sentimientos y reacciones de cada individuo son idénticos.»

 En 2001 llegó a ser nominado representante especial de Unicef por su labor. En el año 2014, salió a la gran pantalla el largometraje La sal de la Tierra, dirigida por Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado. Se narra el periplo de Sebastião Salgado por los cuatro continentes. El metraje recibió excelentes críticas y llegó a ganar numerosos premios, como el premio César al Mejor documental, Premio Especial del Jurado («Un Certain Regard») del Festival de Cannes y fue nominado al Óscar como Mejor largometraje documental.

Mientras la fama de Sebastião Salgado crecía en el mundo de la fotografía, con la agencia Magnum, su esposa Lélia Wanick (que lo acompañó la noche del concierto en Madrid), ejercía de editora de sus obras para publicarlas en libros y exhibiciones. En los años 90 ambos deciden regresar a Minas Gerais en Brasil, a recibir por parte de la familia de Sebastião, un campo totalmente arrasado, erosionado y seco. Con más de 4 millones de semillas de especies nativas criadas por ellos, reforestaron por completo la Hacienda Bulcao con su flora original, dándole vida a un proyecto emblemático y esperanzador para todo el mundo.

Mientras se reforestaba la hacienda, Salgado tomaba imágenes que serían una forma de legado visual sobre la Tierra y su belleza, que luego serían publicadas en su obra titulada Génesis.

Actualmente el Instituto Terra ha recuperado más de 297 especies de árboles nativos. En un total de 710 hectáreas ha acogido de manera natural a diversos animales, y hoy en día es un foco permanente de difusión por la conservación del planeta. La hacienda cuenta con asesoramiento para agricultores y un programa educativo que difunde los beneficios de la conservación de los bosques y el agua, creando conciencia ambiental.

El programa musical de Amazonia incluye piezas creadas ex profeso por Philip Glass (compositor prolífico de renombre internacional, presente en las más importantes salas de conciertos) y composiciones de Villa-Lobos, autor brasileño menos escuchado fuera de Brasil e Iberoamérica, aunque forma parte del repertorio obligado en coliseos del continente y de estudio de los alumnos de todos los conservatorios de esa enorme región. También trabajó escuchando los sonidos de los cantos indígenas, la fauna y la naturaleza en el entorno de la selva amazónica. Y esta partitura conforma ahora la segunda sección de la velada musical, acompañada por las imágenes de Salgado.

A punto de celebrar su ochenta aniversario, Amazonia recoge el trabajo de sus últimos siete años recorriendo ese territorio y visitando a sus gentes. La comisaria y diseñadora Lélia Wanick Salgado nos traslada a ese rincón del globo con una propuesta expositiva exquisita. Ambos, compañeros de trabajo y de vida, han creado el proyecto Instituto Terra con el que están reforestando y concienciando sobre la riqueza de este pulmón verde.

Preciosa música, muy frecuentadas las Bachianas Brasileiras de Villa-Lobos, soñadora partitura la de Glass recreada en el Auditorio esta vez. Los números de A floresta do Amazona de Villa-Lobos, abre un paisaje coral lleno de ruidos, sonidos, climas, atmósferas mágicas que recuerdan las diferencias climáticas y geográficas de una vastísima zona eternamente en alza, a pesar de la obra destructiva de miles de seres humanos.

La Orquesta Nacional de España dio lo mejor como suele también en esta ocasión con gran lucimiento de todas sus secciones. Importante la labor de la percusión, los metales, los vientos y unas cuerdas con una geografía etérea, casi impalpable. Excelente como siempre el reencuentro con el concertino habitual. Y la colaboración con la directora de esta oportunidad única de bucear en composiciones no europeas.

Simone Menezes lleva a cabo con la ONE un trabajo de encaje fino, animando a más intensidad a los músicos, elegante, exigente, con el trazo de las manos enérgico y claro. Impone autoridad y la formación española se rinde a su apasionamiento por estas obras y al mensaje fundacional que transmite la música, nueva y creativa, diferente.

Como fundadora y directora artística del Ensemble K, o en sus proyectos de colaboración entre la música y otras artes, Simone Menezes se ha consolidado como una artista en rápido ascenso de una nueva generación. Ha dirigido orquestas como la Filarmónica de Múnich, Rundfunk-Sinfonieorchester de Berlín, Orquesta Santa Cecilia, Britten Sinfonia, Orquesta Filarmónica de Rotterdam, Orquesta Sinfónica Nacional de Brasil, Orchestre national d’Île-de-France, Orchestre de l’Opéra national de Lorraine, Orquestra Sinfônica Nacional y Osaka Symphony Orchestra, así como en la Philharmonie de París. Ha grabado dos álbumes y estrenado más de 20 obras. Su último álbum, aclamado por la crítica, Metanoia, salió a la venta en febrero de 2022.

Simone Menezes estudió dirección de orquesta en Brasil y posteriormente en la École Normale de Musique de París, donde se graduó tras un solo año de estudios. Entre sus mentores se encuentran Paavo Järvi, Neeme Järvi, Leonid Grin, Marin Alsop, Claudio Cruz, Thomas Adès y Lera Auerbach.

La gala Amazonia fue también una oportunidad para conocer y disfrutar las habilidades de Camila Provenzale, soprano delicadísima, fina, de sugerente línea de canto, una voz que entronca perfectamente con los sonidos de la orquesta con Menezes y de su tierra, Sao Pablo (Brasil). Camila se graduó en la Unesp y en la Academia de Ópera de Sao Paulo y obtuvo varios premios internacionales.

Realizó giras con Plácido Domingo y su repertorio operístico incluye los roles de Violetta en Traviata, Micaela en Carmen, Mimí en la Bohème, Doña Ana en Don Giovanni o Pamina en La flauta mágica entre otros. Debutó en 2022 en el Carnegie Hall de Nueva York y en la Opera de Zurich. Este año actuó por primera vez en la Ópera Nacional de Burdeos y como Violetta en el Festival Mediterráneo de Verano de Sicilia. Fue muy aplaudida por el público que llenaba la sala.

El concierto no es que estuviera bien, es que resultó emocionante. Lleno de nostalgias, pero como dijo el poeta, “un arma cargada de futuro”. Este núcleo luminoso, cuna y origen de civilizaciones, lenguajes y etnias, ha sufrido la repetida erosión humana y los saqueos, pero sigue allí. Como los chamanes y su poder, los coatíes, el puma, los tapires, las canoas, las hamacas, los cientos de especies arbóreas, los helechos, la seducción de un planeta en sí mismo, los arcoiris, las evanescencias, inabarcable. Y más allá de todos los tópicos conocidos y citados, lo inefable, imprescindible. La Amazonia también va con nosotros. El público, conquistado y demudado, de pie, se deshizo en aplausos para todos, para la selva también.

Alicia Perris

Fotos, Julio Serrano

*Es el bosque tropical más extenso del mundo.​ Se considera que su extensión llega a los 7 000 000 km2, repartidos entre nueve países, de los cuales Brasil y Perú poseen la mayor extensión, seguidos por Colombia, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Surinam y Guayana Francesa (colectividad territorial francesa).​ La Amazonia se destaca por ser una de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el planeta y contribuye a la regulación del ciclo de carbono y del cambio climático.

Síguenos:

Publicaciones Similares