LISE DAVIDSEN, OTRO REGALO DE REYES EN LAS VOCES DEL REAL

Teatro Real, 7 de enero, 2024. Arias de Verdi y Strauss.

Lise Davidsen, soprano. Elissa Pfaender, mezzosoprano, José Miguel Pérez-Sierra, dirección de orquesta.

Con la Orquesta Titular del Teatro Real

Programa musical

Primera parte

Giuseppe Verdi (1813 – 1901)

– Pace, pace mio Dio, de La forza del destino

– Obertura, de Aida

– Morró, ma prima in grazia, de Un ballo in maschera

– Ballet Acto III, de Otello

– Canzone del salice y Ave Maria, de Otello

Segunda parte

R. Strauss (1864 – 1949)

– Danza de los siete velos, de Salomé

– Ah! Du wolltest mich nicht deinen Mund küssen lassen, de Salomé

Lise Davidsen nació el 8 de febrero de 1987 en Tønsberg (Vestfold, Noruega) y fue educada en la Academia Grieg. Saltó a la fama tras ganar el concurso Operalia en Londres en 2015.​Ya en 2014, actuó como solista con la Filarmónica de Berlín en un concierto del Real Conservatorio de Música de Dinamarca.​ Ese año se graduó además en la Royal Opera Academy y fue galardonada con el Premio Musical Léonie Sonning el Danish Singers y el Reumert. También el primer premio en el concurso Queen Sonja, entre muchos otros.

Davidsen ha actuado en numerosos festivales y teatros de ópera. En 2017, hizo su debut en el Festival de Glyndebourne, cantando el papel principal en Ariadna en Naxos de Richard Strauss,​ dio su primer recital en Wigmore Hall​ y realizó su primera actuación en el ciclo de conciertos Proms de la BBC. También ha actuado en la Ópera de Zúrich, la Ópera Estatal de Viena, el Festival de Aix-en-Provence, la Royal Opera House, el Teatro Colón de Buenos Aires, la Ópera Estatal de Baviera.​​ Hizo su debut en el Metropolitan Opera House con el papel principal de Lisa en La dama de picas de Chaikovski en noviembre de 2019.

Davidsen debutó el 10 de mayo de 2021 en el Teatro de La Scala, cuando el teatro de ópera milanés reabrió sus puertas al público tras un cierre de seis meses debido a la pandemia de Covid-19. Realizó interpretaciones de arias de Henry Purcell, Richard Wagner, Richard Strauss, Giuseppe Verdi y Piotr Ilich Chaikovski. El 8 de enero de 2022, debutó ya en el Teatro Real con un recital de lied, acompañada al piano por Leif Ove Andsnes, en el marco de la gira de presentación de su álbum con obras de su compatriota. Finalmente, el 9 de octubre del ya pasado año, se presentó en el Ciclo de lied del Teatro de La Zarzuela, en la capital española, con un repertorio diferente​ y muchos aplausos.

Lise posee una fresca voz de soprano (no tiene ni 40 años) su instrumento es de lírico-spinto, con probable evolución hacia lo dramático. Cantó con partitura y estuvo apoyada por descansos ofrecidos por la Orquesta Titular del Teatro Real, al frente del director madrileño Pérez Sierra, que interpretó la “Obertura” de I vespri siciliani, el “Ballet” de Otello y la “Danza de los siete velos” de Salomé, en los intermedios vocales, por ejemplo.

Allí donde se vea el elenco de sopranos que actúan, en Europa y otros escenarios más lejanos, aparece Lise Davidsen, por lo que el público madrileño esperará seguramente que se presente en un futuro no muy lejano como protagonista de ópera y agradeció en la velada todas sus prestaciones (no excesivas).

Se supone que Davidsen está tanteando nuevos repertorios, porque no pareció demasiado cómoda con las partituras de Verdi (incluida una dicción mejorable). El concierto tuvo menos vuelo que el anterior de Sondra Radvanovsky que dibujaba un remedo de representación, arropado con una iluminación y un vestuario imaginativo y cuidado, lleno de recursos.

Sin embargo, Davidsen posee un chorro de voz, afinación, excelente técnica, agudos fáciles y un registro que se amplifica con un despliegue generoso de armónicos y matices.

Verdi exige una dirección orquestal (Riccardo Muti ha dado master classes espontáneas e in situ al frente de grandes formaciones y parece en ese ámbito maestro de maestros, y continúa), mientras que el director Pérez Sierra acompaña con esmero y disposición a la soprano y a la mezzo (que ha pasado desapercibida en este caso, aunque ha cantado y muy bien en varias ocasiones en este mismo coliseo madrileño), pero podría aspirar a alcanzar otras cimas de interpretación (por pedir que no quede…) (Como noticia confirmada, el músico español formará parte también del elenco estable del Teatro de La Zarzuela). La orquesta sonó adecuada, con gusto,  sin otras señalaciones y la voz de Lise se mantuvo siempre por encima del sonido en los tutti.

Más en su entorno habitual vocal pareció en la segunda parte, en la Salomé de Strauss, que defendieron en su día cantantes legendarias como Callas o su eterna rival, Renata Tebaldi. Hubo dos encore, “Dich teure Halle”, del Tanhäuser de Wagner y de los Vier letzen Lieder de Strauss “Morgen”. Y un gran beneplácito de parte de la audiencia, que tuvo la oportunidad de comenzar el nuevo año mecida por las voces de dos grandes figuras de la lírica. La otra velada, se comentará también.

Alicia Perris

Síguenos:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *